Gerald Martín habla sobre el oficio de ser biógrafo y su contacto con Gabriel García Márquez

Gerald-MartinPeriodismoPerú.com 9/12/2015.- Reconocido mundialmente por su trabajo, Gerald Martin es profesor y crítico de la literatura hispanoamericana. Una curiosidad, pues él es inglés y por estos días participa en el Hay Festival de Arequipa. En la presente nota habla de su trabajo y los diversos problemas que tiene que afrontar, además de las infaltables anécdotas.

“Una de las mayores desventajas de ser biógrafo es que la persona sobre la que escribes sabe todo el tiempo que tienes fines que no necesariamente coinciden con lo que quieren, aunque lo peor es el estereotipo que nos reduce a ser simples buscadores de problemas, escándanlos y pasajes oscuros de sus vidas cuando eso no es así”, explicó Gerald Martín, quien actualmente está preparando una nueva publicación sobre Mario Vargas Llosa.

Martin también nos habla de otros problemas. “El biógrafo es como un buitre o el ángel de la muerte, por eso hay que tener cuidado con ciertas situaciones. Es muy desagradable la mirada del biografiado cuando uno les cae por sorpresa, quizá por eso me cuido mucho de no estar en lugares o situaciones personales donde no estoy invitado. Los biógrafos deben hacer dos cosas: estar muy cerca y saber cuándo alejarse”, refirió.

Por la naturaleza de su trabajo, Martin tiene mucho que contar. Por ejemplo, llama la atención que haya sido biógrafo de Asturias y el Gabo, quienes se odiaban mutuamente.

Sobre García Márquez contó: “Yo le dije que tenía miedo de escribir acerca de su vida, pero él me dijo ‘no te preocupes, yo seré lo que tú digas que soy’, él sabía que todos estamos en manos de los que escriben”.

“Al comienzo yo no quería al Gabo (por influencia de Asturias), pero cuando lo conocías era difícil no quererlo. El obtener su consentimiento para escribir sobre su vida fue con una broma, pues él le decía a sus amigos: ‘yo creo que todo escritor que se respete debería tener un biógrafo inglés’. García Márquez era mágico e intuitivo, cuando le pregunté sobre el puñetazo que le dio Vargas Llosa me dijo: ‘todo el mundo tiene tres vidas: una pública, una privada y otra secreta; ésta última la tienes que buscar en mis obras”, explicó.

Ante algunos detractores de su obra, Gerald Martin señaló: “no creo que mi biografía  García Márquez sea un homenaje. Mis críticas son sutiles y constantes. Lo mismo me pasa con Mario Vargas Llosa. No comparto todas las visiones políticas que tiene”.

Por último, sobre la elección de personajes para sus biografías expresó: “solo puedo trabajar sobre personas que admiro, pero eso no me impide ser crítico. Yo quiero demostrar por qué un escritor es lo que es”. (Corresponsal: Lorenzo Tacca)