Pese a derrota ante Chile, Gareca quedó conforme con rendimiento de cara al futuro

ricardo-gareca-seleccionador-PeruPeriodismoPerú.com 29/06/2015.- Ricardo Gareca consiguió, en menos de cuatro meses, convertir a una selección de Perú que en las Eliminatorias para el Mundial de Brasil había quedado a diez puntos de la plaza para el repechaje a una que se metió entre los cuatro mejores del continente en la Copa América. Por eso, aun con dolor después de haber perdido 2-1 ante Chile en la primera semifinal, el técnico argentino elogió la evolución de su equipo y ponderó el rendimiento sobre todo de cara al futuro.

“Si usted va a nuestro vestuario verá dolor. Así tiene que ser. No hay consuelo, pero la derrota nos va a permitir crecer si lo capitalizamos”, analizó el técnico en la rueda de prensa posterior al partido disputado anoche en el Estadio Nacional de Santiago de Chile.

El Tigre declinó de hablar del arbitraje del venezolano José Argote, de quien sí se quejaron algunos de sus futbolistas, aunque sí evaluó la dificultad que se le presentó por la temprana expulsión de Carlos Zambrano, quien vio la roja a los 20 minutos del primer tiempo por un planchazo en la cintura contra Charles Aránguiz. “Es necesario terminar siempre con once hombres. Es un aprendizaje. Le puede pasar a cualquiera. Teníamos la ilusión de jugar la final pero jugar con uno menos fue complicado. La expulsión cambió un poco el plan que teníamos”.

De cara al partido por el tercer puesto del próximo viernes (enfrentará al perdedor del duelo entre Argentina y Paraguay) afirmó: “Hay que prepararse de la mejor manera para pelear el tercer puesto. Yo creo que estamos para más. Estoy tranquilo porque los muchachos dieron todo, pero no me conformo”. Y agregó, pensando en las eliminatorias para Rusia 2018: “Tenemos potencial para ser una selección representativa. Podemos mejorar con el transcurrir del tiempo”.

Gareca asumió como entrenador de Perú el 2 de marzo, y se hizo cargo de un equipo que había sido muy castigado por la opinión pública de su país. Por ello el mérito de con tan poco tiempo de trabajo haber igualado la tarea del conjunto incaico en la anterior Copa América, en Argentina, cuando accedió al podio: finalizó tercero tras derrotar en ese partido a Venezuela.