Fuerzas Armadas rescatan a nueve secuestrados por Sendero Luminoso

soldados-de-vraemPeriodismoPerú.com 19/08/2014.- La Brigada Especial de Inteligencia de las Fuerzas Armadas rescató a nueve personas, entre ellas a tres niños, que eran mantenidas cautivas por una columna de Sendero Luminoso en la región Junín, en el centro de Perú, informó el Ministerio de Defensa.

Entre las personas rescatadas se encuentran tres mujeres sexagenarias, dos mujeres y un hombre que decían desconocer su edad y fecha de nacimiento, y tres niños de entre seis y siete años.

El viceministro de Políticas para la Defensa del Ministerio de Defensa, Iván Vega, destacó el rescate y dijo que el objetivo del Gobierno es consolidar la pacificación del Valle de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro (Vraem), una zona selvática en el centro y sur del país donde aún permanecen remanentes de Sendero Luminoso.

Vega aseguró que la intención es fomentar el desarrollo productivo en esa zona y que las operaciones militares continuarán hasta erradicar a los terroristas.

El jefe del Estado Mayor de la Dirección contra el Terrorismo (Dircote), José Baella, informó de que en la operación de rescate participaron más de cien miembros de las fuerzas de seguridad, entre policías y militares.

“Hemos rescatado niños y personas adultas que vivían en estado paupérrimo, sujetos a enfermedades, sin zapatos y sin las condiciones higiénicas que debería tener un niño en esta época”, declaró Baella a un programa de televisión.

Agregó que algunas de las personas mayores fueron secuestradas “hace 30 años por Sendero Luminoso, en pueblos de la zona, han sido llevados para que cultiven las chacras (granjas), para que críen a los animales y les den abastecimientos a los terroristas”.

La brigada llevó a cabo la operación contraterrorista “Esperanza 2014” desde el jueves pasado hasta hoy, en el sector de Kapashi, distrito Río Tambo, de la provincia de Satipo, para dar con una columna de Sendero que dirigía un campamento en la zona.

La columna de Sendero Luminoso, que fue dispersada por las patrullas, estaba encargada de la conducción y seguridad del campamento denominado “Sector V”, “zona de producción para abastecimiento logístico y de adoctrinamiento forzoso y entrenamiento, donde se preparaban a niños y adolescentes para integrarse a columnas terroristas en el Vraem”, según el comunicado.

El Valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro es una zona inaccesible de selva, en el sureste de Perú, donde conviven las mafias del narcotráfico y las columnas de remanentes de Sendero.

La brigada especial incautó una escopeta calibre 12 en funcionamiento, un generador eléctrico manual, un equipo de comunicación radial base marca VERTEX, modelo Standard System 600, con un micrófono y 71 municiones para fusil Galill.

Además, decomisó documentación de Sendero que estaba clasificada como “relación de masas”, “relación de pioneros (menores secuestrados)”, “relación de fallecidos”, una anotación de “crítica y autocrítica”, e informes sobre cumplimiento de objetivos de actividades, entre otros documentos.

La Brigada Especial de Inteligencia renovó, en un comunicado, su compromiso de reforzar la lucha contra el narcoterrorismo “hasta lograr el objetivo del Gobierno de consolidar la pacificación en el Vraem” (EFE).