Albán: Ley que exime de responsabilidad a militares y policías no es una licencia para matar

Ministro-del-Interior-Walter-Alban-PeraltaPeriodismoPerú.com 14/01/2014.- La Ley 30151 que exime de toda responsabilidad penal a los policías y militares que causen lesiones o la muerte a terceros en acción de servicio no es una licencia para matar ni puede entenderse como una suerte de cheque en blanco o patente de corso, precisó el ministro del Interior, Walter Albán, tras subrayar que esta debe ser entendida en el marco de la Constitución.

Fue al referirse a la norma que modifica el inciso 11 del artículo 20 del Código Penal que ya libraba de culpa a los miembros de las fuerzas del orden si cometían este tipo de hechos “en cumplimiento de su deber y en uso de sus armas en forma reglamentaria”.

“De ninguna manera [esto no es una licencia para matar], y creo que ahora deberíamos estar muy claros en ese mensaje, porque yo creo, también, que no debemos contribuir a que esto se pueda entender o malentender como una suerte de cheque en blanco o una patente de corso”, señaló.

“Lo que tenemos que dejar muy en claro es que este ejercicio no puede ser ilimitado y que cualquier tipo de exceso, de actuación que va al margen de lo que tiene que ver con la función regular tendrá que ser sancionado”, agregó.

Albán Peralta dijo, no obstante, que la última modificación a la ley que elimina la frase “uso de sus armas en forma reglamentaria” no era necesaria ni conveniente porque podría tener lecturas incorrectas de que habría total impunidad. Sin embargo, remarcó que debe entenderse y llegar el mensaje claro de que el dispositivo no es un cheque en blanco.

“En particular tengo la impresión de que esta modificación no era necesaria, creo que lo que hay que hacer es que la letra de las leyes tenga una lectura correcta y lo que se había establecido en la ley, el Código y las modificaciones que se habían producido luego, era la clara expresión de que no se les puede culpar cuando hacen el uso reglamentario de sus armas en el ejercicio de sus funciones. Omitir esto, una mala lectura puede dar pie a pensar, entonces, de que habría total impunidad”, refirió.

“Por eso creo que la modificación no era necesaria ni conveniente, pero lo que no podemos dejar de lado, aún con la modificación, es que la Constitución y las leyes que rigen en el país impiden la impunidad. Directamente, en el Ministerio del Interior y con la Policía, creo que es un tema que tiene que llegar el mensaje claro de que no se trata de un cheque en blanco. (Ideeleradio)