Perú y Brasil suscriben acuerdos y fortalecen alianza estratégica

Ollanta-HUmala-y-Dilma-Rousseff-en-PalacioPeriodismoPerú.com 11/11/2013.- La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, llegó a las 10:43 de la mañana a Palacio de Gobierno, donde la esperaba el mandatario peruano Ollanta Humala, con quien se reunió por más de horas para luego destacar en forma conjunta los avances alcanzados en los 10 años de la Alianza Estratégica Perú-Brasil.

Durante su discurso, el mandatario peruano reconoció el gran avance en política social en el Brasil, por lo que subrayó la importancia de conocer más de esas experiencias.

«Hoy es un día trascendente en el que se afianza más la relación estratégica del Perú con Brasil, y hoy con la presencia de la presidenta Dilma Rousseff estamos suscribiendo un conjunto de acuerdos… pero más que eso, lo que estamos haciendo es delinear el camino para avanzar en esta relación de asociación estratégica», expresó Humala.

Humala Tasso dijo también que su gobierno estaba poniendo reglas claras para facilitar las inversiones del Brasil en Perú, pero que también, dentro del concepto de la asociación estratégica y la reciprocidad, trabajaba para que empresas peruanas como el SIMA puedan participar en el mercado brasileño.

A su turno, Rousseff refirió que durante una década de alianza estratégica se ha implementado un conjunto de proyectos bilaterales con resultados concretos para las poblaciones del Perú y Brasil, como la Carretera Interoceánica.

«Entre los países de América Latina, el Perú es el tercer destino de las inversiones brasileñas, y Brasil es el sexto mayor inversionista en el Perú», dijo Rousseff, quien señaló que la integración bilateral permitió que el número de visitantes de su país al Perú se incrementara en 300%.

Mencionó además que ve con mucha satisfacción el comercio entre los dos países, destacando que de enero a setiembre de este año las exportaciones del Perú a Brasil crecieron más de 50%,  con lo cual su país terminará como el tercer mayor aliado socio comercial de Perú.

Con esta visita de Rousseff –en la cual se firmaron tres acuerdos referidos  al control de la calidad del agua, para intercambiar experiencias en el campo laboral y para el cobro de tarifas locales por telefonía celular en zona de frontera–, se superó el enfriamiento en las relaciones bilaterales y que incluso llevó a la presidenta de Brasil a suspender su vista de mayo, luego de que el Perú decidió no comprar los aviones Super Tucano de Brasil y también por la paralización del proyecto del gasoducto del sur a través de Kuntur.