Vergonzoso: Dirigentes agreden a entrenador y futbolista de la Copa Perú

Agreden-a-tecnico-y-futbolista-de-Copa-PeruPeriodismoPerú.com 07/11/2013.- Martín Dall’orso, ex jugador de Sporting Cristal y selecciones peruanas y hasta hace unas horas técnico del Club Fuerza Minera de San Antonio de Putina, que quedó eliminado en los cuartos de final de la Copa Perú, aún tiene la voz quebrada y los ojos vidriosos al narrar cómo fue víctima de una cobarde agresión después del partido que perdieron por penales frente al equipo de Saetas de Oro de Arequipa.

Su hijo, que también se llama Martín como él, junto a su esposa, fueron los que llevaron la peor parte en este ataque protagonizado, según el ahora entrenador, aunque parezca increíble, por los propios dirigentes del club. Martín hijo, el que les dio la clasificación a esta etapa nacional con su gol, tuvo la mala fortuna de errar un penal y eso desató el inexplicable descontrol.

“¡Esto es fútbol, papá, eso es fútbol! Me dijo mi hijo tirado en el suelo bañado en sangre pidiendo una explicación. Los hermanos Sucasaire, que ocupan el cargo de presidente, vicepresidente y tesorero del equipo, nos agredieron. No han respetado ni a la esposa de mi hijo. Cuando él estaba ensangrentado, solo me interesaba defenderlo como un león, así me cayera un palazo o una bala. Ahora él no quiere jugar al fútbol por culpa de unos delincuentes”, reveló Martín Dall’orso padre muy afectado.

“Ganamos en la cancha (1-0), perdimos en los penales (3-4) y nos agredieron, nos tiraron piedras, se metieron al carro. Son gente que no sabe de fútbol, han actuado como delincuentes, me han sacado todo de mi habitación, celulares, equipaje, mi ropa. La otra vez mi hijo hizo el gol de la clasificación, esta vez le tocó fallar un penal y quedamos eliminados. Haré una denuncia penal.

Hay gente que nos conoce, que nos está apoyando en lo económico porque no tenemos nada. Estoy muy dolido porque llevé a este equipo a la etapa nacional. Los agresores son Serapio, Omar y Ramiro Sucasaire, los que manejan el club, lo digo con nombre propio. Espero que esto no se repita y que la Comisión de Justicia de la Federación Peruana de Fútbol los castigue de por vida”, agregó el DT.

Tratando de calmarse –viajó hasta Arequipa por seguridad tras lo ocurrido– el técnico contó que el público, pese a la eliminación, se portó bien en el estadio de Putina, que las cinco mil personas reconocieron el esfuerzo, pero la agresión se produjo cuando los jugadores y el comando técnico subían al bus que los llevaría a la ciudad de Juliaca. En tal circunstancia, fueron interceptados por algunos hinchas y los tres dirigentes mencionados.

Por su parte, su hijo, que tuvo que ser atendido en un hospital local, contó los momentos dramáticos que vivió. “Subió Omar Sucasaire al bus y otro directivo de apellido Ferro. Sacaron a los demás jugadores, nos retuvieron a mi padre y a mí. Sacaron un revólver y le apuntaron en el pecho a mi papá. Nos bajaron y nos agredieron en grupo. Me cayó una piedra en la frente. Omar Sucasaire me pegó con la cacha de su revólver en la cabeza y lo que más me dolió es que patearon a mi esposa”, enfatizó.

El chofer se fue dejando al equipo abandonado en el estadio y cada jugador tuvo que ponerse a buen recaudo por su propia cuenta. Una vergüenza.

Gerente del club niega todo

El gerente deportivo de Fuerza Minera, Walter Ferro –también acusado por Dall’orso hijo como uno de los agresores– negó la denuncia. “Es una persona acostumbrada a mentir. Terminamos el partido y nos retiramos en el bus que contratamos para ir hasta Putina. No sé por qué ellos se quedaron fuera. Serapio y Ramiro Sucasaire tienen sus propios vehículos y se retiraron a Juliaca mucho antes. Nos traicionó yéndose al Mannucci, volvió y lo recibimos y actúa así”, dijo. (La República)