Defensor del Pueblo señaló que la Consulta Previa fortalece los sistemas democráticos en el continente

defensor-del-pueblo-eduardo-vegaPeriodismoPerú.com 25/04/2013.- El Defensor del Pueblo (e), Eduardo Vega, sostuvo  que “apostar por la consulta previa es apostar por el fortalecimiento de nuestros sistemas democráticos. En América Latina habitan cerca de cuarenta millones de indígenas. Ellos forman parte de más de quinientos pueblos históricamente discriminados y excluidos del proceso de toma decisiones estatales, situación que el derecho a la consulta previa busca revertir”.

Recordó que la implementacion del derecho a la consulta previa es una inmejorable oportunidad para que los gobiernos y los pueblos indígenas desarrollen un diálogo de buena fe, sincero y transparente, que permita reconfigurar sus relaciones y democratizar la gestión pública.

“Para ello, se requiere la firme voluntad de los Estados de garantizar su adecuada implementación, a través de la ejecución de políticas públicas interculturales y sostenibles, permanentes y eficientes, inclusivas y participativas”, dijo Vega en su discurso de inauguración del evento internacional: “El Derecho a la Consulta Previa a los Pueblo Indígenas: el Rol de los Ombudsman en América Latina”, que se lleva a cabo en nuestra capital.

La jornada inaugural contó con la presencia de Defensores del Pueblo de 14 países de Iberoamérica,  de la Directora de la Oficina Regional para América Latina y el Caribe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), Elizabeth Tinoco, y del Presidente de la Federación Iberoamericana del Ombudsman, Anselmo Sella.

Vega señaló que este evento tiene el objetivo reflexionar en torno al derecho a la consulta previa, intercambiar experiencias y fortalecer el rol de los Defensores del Pueblo en la defensa de dicho derecho.

El funcionario indicó que la implementación del derecho a la consulta requiere la aprobación de normas e instrumentos de gestión claros que orienten a los funcionarios estatales en su labor de implementación. Es imprescindible que cada uno de los funcionarios del Estado y toda la sociedad, apostemos por una verdadera cultura de diálogo intercultural.