Defensoría del Pueblo registró ciento sesenta y siente conflictos sociales durante el mes de marzo

conflictos-socialesPeriodismoPerú.com 11/04/2013.- Hasta el mes de marzo del año en curso, la Defensoría del Pueblo informó que se registró 224 conflictos sociales, de los cuales 167 (74,6%) se encuentran en estado activo y 57 (25,4 %) en estado latente.

El Reporte de Conflictos que mensualmente emite la institución,  señala que los problemas socioambientales siguen siendo los más numerosos. A la fecha son 149 (66.5% del total), habiéndose presentado doce casos nuevos en lo que va del año. En esta materia se encuentra todavía pendiente de implementación el Servicio de Certificación Ambiental para las Inversiones Sostenibles (SENACE) que se espera contribuya a reducir los conflictos socioambientales y garantizar de manera imparcial la aprobación de los Estudios de Impacto Ambiental.

Otro herramienta que puede coadyudar a reducir la conflictividad social es la zonificación económica y ecológica, en donde todavía se observan avances discretos en el país. Con excepción de Amazonas, Cajamarca, Cusco, San Martín y Madre de Dios, en los demás este tema está aún en curso, llamando la atención que regiones con una alta conflictividad como Ancash, La Libertad y Lima no hayan empezado aún.

Cabe agregar que el mayor número de casos en materia  socioambiental están vinculados a la actividad minera (108 casos que representa el 72,5%). Le siguen las actividades hidrocarburíferas (21 casos que representa el 14,1%, y un 13,4% restante referido a energía, actividades forestales, residuos y saneamiento. En el sector de la minería hay que tener presente que los casos Conga y Espinar aún están pendientes de solución.

 

El segundo tipo de conflicto más numeroso es el relativo a los asuntos de gobierno local. Son 19 casos (8,5 % del total) cuyas causas giran en torno a la demanda de obras públicas, pedidos de vacancia y suspensión, oposición a la implementación de políticas y falta de transparencia. Es de particular interés prestarle atención a la decisión final del caso de La Parada, debido a la incertidumbre generada a raíz del fallo del juez que permitiría el retorno de los comerciantes al mercado mayorista, así como las dificultades que tendrá la municipalidad para ordenar esta zona de la ciudad.

 

El tercer tipo de conflicto con mayor número de casos es el relacionado con la demarcación territorial de las distintas jurisdicciones que hay en el país. Se trata de 14 casos (6,3 % del total), en los que el problema central es que la línea que divide una jurisdicción de otra no es oficial ni definitiva. El caso más notorio es el de Puno-Moquegua que se encuentra ya en la fase en que ambos gobiernos regionales, tras presentar sus propuestas debidamente sustentadas, deberán pasar a un proceso de negociación técnica hasta consensuar el límite.

En cuanto a los departamentos que presentan el mayor número de conflictos sociales, se observa que Áncash continúa siendo el departamento con más conflictos (33). Le siguen Apurímac (21) y Puno (19). Cabe anotar que en Ancash el mayor número de conflictos es entre población y compañías mineras como Antamina, Barrick, Dynacor, Toma la Mano, entre otras, debido principalmente a temores a posibles afectaciones ambientales e incumplimiento de compromisos.

Asimismo, con relación a la competencia para la atención de los conflictos, la obligación principal recae en el Gobierno Nacional en 144 casos (64,3 %), seguido por los Gobiernos Regionales con 50 casos (22,3 %) y los Gobiernos Locales que cuentan con 20 ( 8,9 %).