Descontaminación y tratamiento de aguas servidas

tratamiento-aguas-servidas

Miguel Jiménez-Torres*

Se advierte —con toda razón— que las guerras que ocurrirán en el futuro serán por el agua; asimismo, se afirma que, dentro de pocos años, el líquido elemento escaseará en la faz de la tierra. Ante este inevitable destino, ¿se ha preguntado usted qué estamos haciendo por conservar el agua, por administrarla de la mejor manera o por dejar de contaminarla tan brutalmente como se viene haciendo?

Existen diversas formas de contaminación del agua. Entre las actividades y fuentes que la inundan de agentes negativos tenemos, en primer término, a las aguas servidas o aquellas que provienen de los desagües de las grandes y pequeñas ciudades; en segundo lugar, tenemos a los efluentes de tipo industrial, residuos de explotaciones agrarias y lixiviados de explotaciones mineras y botaderos.

Con motivo del quinto Curso de Periodismo Ambiental organizado por el Consejo Nacional del Ambiente (CONAM) en la ciudad de Arequipa, he tenido la oportunidad de conocer acerca de las formas de tratamiento de aguas residuales para lograr su descontaminación y puedan ser aprovechadas para el riego en la agricultura. Lo que se busca es que estos líquidos no sean utilizados de manera directa sin el debido tratamiento, como viene ocurriendo en la actualidad.

esquema-tratamiento-aguas-residualesSegún la información brindada en el curso, existen diversos tratamientos dentro de las operaciones de depuración de aguas servidas. A continuación, mencionaremos cada uno de ellos:

a) El pre-tratamiento, que incluye procesos físicos como el cribado y tamizado, dilaceración, desarenado, desengrasado y homogeneizado.

b) El tratamiento primario, que incluye procesos físicos y químicos, como la sedimentación, flotación, floculación y neutralización.

c) El tratamiento secundario, que incluye procesos biológicos aerobios y anaerobios, y el procesado de los residuos sólidos.

d) El tratamiento terciario, que incluye procesos químicos como la eliminación de contaminantes no biodegradables y la eliminación de nutrientes.

e) Finalmente, la desinfección, el último proceso de tratamiento de depuración de aguas servidas, que incluye procesos de desinfección física y desinfección química.

Estos procesos se realizan eficazmente solamente en algunas plantas de tratamiento de aguas servidas que operan en ciertas partes del mundo. Lamentablemente, en el Perú se realiza una depuración deficiente de agentes contaminantes, utilizando solo una mezcla de tratamiento primario y secundario que resulta insuficiente. Y si a esto le sumamos la poca proporción de aguas tratadas, así como la gran cantidad de desechos sin tratar que se vierten de manera irracional a los ríos, podremos darnos cuenta del enorme daño que le ocasionamos a nuestro ambiente.

Con este deficiente tratamiento de aguas servidas, el futuro de nuestro ambiente se avizora negro y asqueroso, en un mundo donde existirán más desechos que aguas cristalinas.

Esperamos una participación eficaz de las autoridades que tienen que dar solución a esta problemática. Sin embargo, fuera del tema legislativo y del aspecto referido al presupuesto y a la gestión de parte de los gobiernos central y municipal, se requiere primero un cambio de actitud que parte de los ciudadanos en pro de preservar y cuidar nuestros recursos. Al final, solo de nosotros depende contaminar o descontaminar nuestro ambiente.

* Abogado y Licenciado en Ciencias de la Comunicación. Especialidad: Periodismo.